Recents in Beach

¿Por qué hay dos Batushkas?: La gran pelea del black metal.



Érase una vez un hombre que tuvo una idea revolucionaria que empezó a ganar gran aceptación en la escena con una banda que parecía tener un éxito inminente. Todo el mundo se moría por saber qué haría después. Hasta que un compañero suyo al final se quedó con los derechos de su proyecto, dejando a nuestro protagonista sin nada más que su talento. Ese hombre era Krzysztof ‘Derph’ Drabikowski, original creador de la banda de black metal, Batushka.



Białystok, 2015, fue cuando comenzó la idea de Drabikowski, una banda de melodic black metal inspirada en la Iglesia Católica Ortodoxa del Este. Con letras escritas exclusivamente en eslavo antiguo de la Vieja Iglesia y miembros que usan hábitos en escena para ocultar sus identidades y completar con ello un ambiente de total oscurantismo.
En noviembre de ese mismo año se lanzó el single Yekteníya VII, para promocionar su álbum debut Litourgiya, el cual saldría un mes después. Ambas producciones salieron a la luz por medio de Witching Hour Productions, cuyo dueño es el designado vocalista Bartłomiej Krysiuk (es importante que no perdamos de vista este nombre).


Litourgiya fue un éxito. Batushka salió de gira con Behemoth y Bölzer, tocaron en 2017 en el Wacken Open Air, en el Brutal Assault festival y consiguieron un contrato con Metal Blade.


Sin embargo en diciembre de 2018, Drabikowski anunció que se separaba de su compañero Krysiuk “por un comportamiento inapropiado de su parte”. Pero la pulicación en que eso fue anunciado, fue bajada y reemplazada por una en donde se decía que a Drabikowski “se le había dicho a principios de mes que ya no participará en las actividades de Batushka en 2019”. Ahí empezó todo.

Según un video que subió Drabikowski, Krysiuk lo había estado presionando para sacar un nuevo álbum y había estado tomando acciones en la página de Facebook y en el sitio web pretendiendo ser Batushka; a lo que Drabikowski decidió proceder legalmente.


En resumen y para no hacer el cuento largo,  los derechos de la banda finalmente no fueron cedidos a Drabikowski, ni aunque fuera el padre de Batushka, sino a Krysiuk. 

“Queridos fans”, informó un comunicado de Krysiuk. “Nos gustaría informar de que el Tribunal de Apelación de Bialystok anuló por completo el procedimiento que el Tribunal de Primera Instancia otorgó anteriormente al Sr. Drabikowski. La sentencia es ejecutable y vinculante (ver adjunto a continuación con nuestras declaraciones oficiales). Dicho esto, nos vemos en los próximos festivales de verano y otros shows promocionando NUESTRO NUEVO álbum Hospodi. La verdad está AQUÍ”.



La justicia polaca desestimó la demanda de Drabikowski, alegando que Krysiuk llegó primero. Sin embargo, Drabikowski recibió un favor de la comprensión lectora, ya que en ninguna parte del documento se le impidió explotar también el nombre de la banda en próximos discos y conciertos.

Y así lo hizo. El 27 de mayo pasado, Drabikowsky usó el nombre de Batushka para presentar Панихида ("Panihida"), que significa Réquiem. Para muchos, este trabajo se trata realmente del segundo álbum de Batushka, deslegitimando así lo poco que se conoce del nuevo trabajo de la Batushka de Krysiuk, Hospidi.




Hospidi es una antigua palabra de la Vieja Iglesia Eslava para designar a Dios. Ese es el nombre que tendrá la siguiente producción de Krysiuk. “Todo el álbum es un concepto basado en la Liturgia de la Muerte, las oraciones por los muertos y los ritos y los llantos funerarios ortodoxos”, comenta el grupo. “Se trata de un ritual que involucra a los muertos y los dolientes. También utilizamos muchas canciones antiguas folklóricas y elegías de nuestro país natal. Éstas se cantan durante el velatorio, alrededor del ataúd, en la casa de la persona fallecida. Hoy en día, sólo unas pocas personas mayores las conocen y todavía las cantan en nuestra región. Decidimos cuidar esa tradición y me alegra que, con nuestro álbum, estas canciones y ritos sobrevivan”.

De Hospidi, no se conocen más que dos sencillos que ha liberado la banda: ‘Polunosznica (Полунощница), y ‘Wieczernia’ y la fecha de lanzamiento, que es el 12 de julio. A pesar de que la producción de los videoclips es buena, los fanáticos no estuvieron satisfechos con el resultado, diciendo que no se trataba de la real Batushka. Ante tal descontento general por el sencillo, Metal Blade desactivó los comentarios del video y la barra que muestra los likes.



El futuro de Batushka

El éxito o fracaso de ambas producciones dependen de la credibilidad de sus seguidores. Tras la controversia, el apoyo a Drabikowsky es cada vez más contundente que el que recibe Krysiuk. Ellos están haciendo lo que la justicia polaca no: reconocer quién es el cerebro detrás de la obra. Esto no desestima el trabajo de Krysiuk (o tal vez sí), sino que reivindica el de Drabikowsky. El dato de quién posee finalmente los derechos de usar un nombre, es irrelevante cuando el público es quien reconoce qué trabajo es digno de considerarse. Existen los intereses, los del capitalismo que invade cada escena y se apropia de nombres ajenos; pero la justicia al final se hace entre la gente, que es quien realmente construye la escena. El caso de Batushka (el de ambas) es un ejemplo de ello.


Publicar un comentario

0 Comentarios